miércoles, 29 de junio de 2011

ELENA


Busco una forma de estar en la escuela en la que se pueda vivir el día a día con la sensación de que en cualquier momento puede saltar una chispa, puede brillar un asombro, puedes ponerte el vestido de vestir o los tacones nuevos….Porque ir “de diario” es confortable, sí, pero siempre que la comodidad no alcance a ahogarte los deseos.

….Los días de cada día son siempre diferentes. Traen sorpresas, descubrimientos, lágrimas. Pueden traer ideas, explosiones, sonrisas…..Un libro, una naranja…o una buena pregunta. Pueden traer miradas, encuentros, trabajo, juego y emociones.

Yo les noto ese brillo que me anima y me sirve, esas gotas de nuevo que me traen esperanza.

Mª Carmen Díez “Mi escuela sabe a naranja”

Es difícil imaginar esta tarea sin mi compañera Elena, con la que hemos “compartido” tantos momentos. Encontrar excelentes profesionales en esta nuestra profesión puede ser fácil, sí, pero nosotros hemos tenido la suerte de encontrarla a ella. Estos cinco años has sembrado ilusiones, por eso te debes ir cargadita de alegrías.

Hoy comienza todo….

Gracias siempre.

Elena excelente maestra…mejor persona.